El grupo de empresarios más grande de Estados Unidos lanzó fuertes críticas a las políticas arancelarias de Donald Trump en medio de una guerra comercial con la que el presidente busca presionar para lograr acuerdos a su favor.

Parece que la estrategia de Donald Trump para lograr presionar a sus socios comerciales a ceder a sus exigencias comerciales no está teniendo el resultado esperado, al menos en el corto plazo.

El empresario que llegó a la presidencia de Estados Unidos con el lema de “Hacer América grande de nuevo” se ha enfrentado a retos para poder cumplir sus promesas de campaña y busca aplicar sus mismas estrategias que en sus negocios para lograr que los socios comerciales acepten las propuestas.

En esta búsqueda, Trump ha aplicado una política tarifaria a la que los principales socios comerciales de Washington han respondido aplicando sus propias tarifas, desatándose así una guerra que ha agitado los mercados financieros y complicado la relación de la Casa Blanca con la Cámara de Comercio local.

De acuerdo a declaraciones citadas por Reuters, la organización que cobija tres millones de miembros, asegura que Trump está poniendo al comercio internacional en riesgo de guerra, lo que impactaría los bolsillos de los consumidores estadounidenses.

“El Gobierno está ame

Socios comerciales de EU no seden a presiones comerciales

Los socios de Estados Unidos, han respondido con la misma moneda al mercado norteamericano. Canadá inició con represalias al imponer un tarifas arancelarias al acero y aluminio de su vecino del sur y ha prometido imponer castigo de 12 mil 600 millones de dólares a bienes estadounidenses hasta que Washington se retracte de su decisión.

Por su parte el gigante asiático, China, también prevé imponer un nuevo gravamen del 25 por ciento sobre la soja en este mes de julio, mientras la Unión Europea ha apuntado a productos estadounidenses por valor de 3 mil 200 millones de dólares vendidos al bloque de 28 miembros.

Mientras que en pleno proceso de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y en medio de un proceso electoral que determinó a Andrés Manuel López Obrador como su próximo presidente, México está sumando cargos a las importaciones de cerdo provenientes de Estados Unidos.

La Cámara, que basó su estudio en datos del Departamento de Comercio estadounidense y de agencias gubernamentales de China, México, Canadá y la UE, advirtió que estados que respaldaron a Trump en la campaña presidencial y que le dieron la victoria en las elecciones del 2016, se verían muy afectados, por lo que sus aspiraciones de reelección se podrían ver frustradas.

Fuente: El Semanario 2 de Julio 2018

ara, Tom Donohue, en un comunicado enviado a Reuters. “Deberíamos apuntar al comercio libre y justo, pero este sencillamente no es el camino para hacerlo”, agregó.